Citas de comida #7: expediente 64 de Jussi Adler-Olsen

Comidas literarias consiste en mostrar todas aquellas citas de los libros que me llamen la atención sobre la comida y restaurantes que salgan en su lectura...

Estúpidos ingenuos. –Ando con el estómago revuelto –informó Henriksen.
Las castañas asadas con mantequilla y el vino tinto suelen estar bien cuando los tomas, pero después ya es otra historia. Sonrió, llenó un vaso con agua y vació en él un sobre de sal de frutas.

Iría al puesto de salchichas del aeropuerto, se jamaría un buen par de salchichas a la plancha con sus panecillos y bien de kétchup, mientras observaba con detenimiento las agujas del reloj hasta que pasaran tres o cuatro horas y pudiera volver a casa a cambiarse

–Ya está, me invitas a una birra y un bocado en el Tivolihall. Lo tienes justo al lado.

Seguro que mi esposa te ofrece un café, si lo quieres.
–Prefiero una coca-cola –replicó.

Consideró la idea de ir en bici hasta Tranebjerg y ver si quedaba algún anciano de los tiempos de la ayuda a domicilio que tuviera un buen recuerdo de ella. Tal vez un café, al que después podría acompañar una copita de vino de cerezas, oporto o licor.

–Es una sopa de pollo en leche de coco, con chiles, kéfir y raíz de galanga –informó Ronny.

Cuando llegaron al cartel de McDonald’s que tentaba a los conductores de la autopista en Karlstrup, llamó otra vez.

...ajo sobre lonchas de salchicha de cordero ahumada y queso de oveja. Zumo de verduras y té de escaramujos con miel.

Solo pensó que todos tomaban té en aquella época, estando tan de moda. Té de escaramujo, té de hierbas, té de menta, la gente se metía entre pecho y espalda todo tipo de tés, y estaba muy bien.

¿Por qué diablos no había comprado nescafé en el supermercado al hacer la compra?

El cuarto día a base de pan de centeno y agua fue duro.

Pero para funcionar hay que dormir. –Pues entonces sácame un chupito de Gammel Dansk cuando lleguemos. Lo de dormir tendrá que esperar.

5 comentarios:

  1. Pues si me pongo a pensarlo, creo que no suele haber citas de comidas así en mis libros... CREO.
    JAJAJA SALU2!

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja; qué bueno, la verdad es que a veces hay escenas muy buenas alrededor de un café o una comida. Un beso

    ResponderEliminar
  3. pues porque no has leído "La sonrisa de las mujeres". Sólo digo que una protagonista tiene un restaurante...

    ResponderEliminar
  4. Suerte que voy a comer en breve que sino te mato por publicar esta entrada. Me encanta esta sección aunque si faltan muchas horas para comer intento saltarmela xD
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Vaya XD no había visto citas de comida antes, parece buena idea :)
    saludos!

    ResponderEliminar

Este blog no sería lo mismo sin tus comentarios :-)

¡Anímate a participar!